La consulta, con incertidumbres en el primer día

La consulta nacional sobre el nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México, en la que se proponen dos proyectos, arrancó este jueves en medio de dudas y cuestionamientos.
José Luis Camacho
2018/10/26
Última actualización: 2018/10/26 - 10:37 am
José Luis Camacho
En Tiempo Real

La consulta nacional sobre el nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México, en la que se proponen dos proyectos, arrancó este jueves en medio de dudas y cuestionamientos.

Este ejercicio –planteado por el próximo presidente, Andrés Manuel López Obrador– se da en medio de cuestionamientos sobre su validez, de cuál será su proceso, de dónde proviene su financiamiento y críticas de una posible inclinación hacia un proyecto en específico, es decir: Santa Lucía.

Pese a los argumentos a favor y en contra, y aun cuando quedan muchas dudas respecto al ejercicio, la consulta ciudadana sobre el NAIM está en marcha y esto fue lo que observó el autor de este texto, durante el primer día.

Lo primero, muy poca gente asistió a votar. Durante todo el día distintos medios de comunicación de la televisión mexicana estuvieron registrando los hechos, en las imágenes las mesas de votación lucían semivacías. De hecho, la única que tuvo una afluencia considerable fue la casilla a donde asistió a votar López Obrador.

Para realizar este texto, me comuniqué con periodistas y gente informada de los estados de Guanajuato, Jalisco, Quintana Roo, Sonora, la respuesta era similar, el número de personas que asistió a votar fue bajísimo.

Otro tema que causó mucho ruido, es que una misma persona puede votar hasta en cuatro ocasiones distintas como lo documentaron varios ciudadanos y medios de comunicación.

Por ejemplo, un reportero de El Universal emitió su sufragio en cuatro casillas diferentes, ubicadas afuera de las estaciones del Metro Pantitlán, Coyuya, Viaducto y Etiopía.

Al llegar a la casilla se le solicitó su credencial de elector, misma que fue registrada en una App que sirve de filtro para saber si la persona ya había emitido su sufragio con anterioridad, sin embargo, la aplicación móvil no mostró algún mensaje sobre la existencia de un voto previo.

Tras emitir su voto, las personas encargadas de la casilla colocan tinta con un cojín en el dedo pulgar, pero ésta se puede borrar fácilmente con agua y jabón, por lo que al acudir a otra casilla no muestra señas de que previamente había emitido algún voto en la misma consulta.

Otro problema, fueron las fallas que presentó la página México Decide, que casi todo el día fue inaccesible. En dicho portal, uno puede encontrar la ubicación de las casillas, sin embargo, esto no fue posible.

Entonces usuarios de redes sociales que desconocen horarios y direcciones de las mesas de consulta han reportado la falla argumentando que no hay otra forma de obtener información que no sea la plataforma.

En fin, esta encuesta tuvo una salida de caballo y llegada de burro. Después de esto, el próximo gobierno necesita hacer un gran esfuerzo para recuperar credibilidad.

José Luis Camacho