#ConflictoDeInterés

Mientras no haya gato, los ratones hacen fiesta, el punto viene a colación porque a falta de un director desde hace 6 días.
Ana Conde
2018/10/03
Última actualización: 2018/10/03 - 8:11 pm
Ana Conde
Real Politik

Dicen atinadamente que Mientras no haya gato, los ratones hacen fiesta, el punto viene a colación porque a falta de un director desde hace 6 días, aun cuando el secretario del Ayto, Edgar García Gutierrez solamente dio indicaciones de que se siguiera laborando en la DSPVyT de Apizaco de manera normal, lo cierto es que el cobro para que los elementos trabajen permite que algunos de ellos utilicen los vehículos oficiales (patrullas) para ir al mercado con la señora, ir por los niños a la escuela, llevarse la patrulla a su domicilio a dormir, etc, etc.

Enquistados en el poder José Antonio Jiménez Piedras, Sergio Carmona Macías, el secretario del Ayto Edgar García hacen uso y abuso para determinar quienes mantienen su plaza o trabajo, previa aportación económica o “moche”, que en el círculo policíaco lo manejan como “ya aprobó, porque se cayó con su respectivo chivo”, caso contrario los elementos son dados de baja.

Un caso de la protección y tolerancia que se da entre el grupillo que maneja la DSPVyT se observa en David Sánchez Chamorro, quien pese a reportes de que roba, sustrae o despoja de celulares y efectivo a ciudadanos que son “revisados”, de manera prepotente y agresiva con abuso de autoridad, a la fecha no se le fincan responsabilidades.

Hace pocos días –domingo 1 de oct- por la mañana dos masculinos fueron revisados y despojados de dinero, objetos personales y una tarjeta de Coppel que resguardaba al menos 50 mil pesos.

POLICÍA DEL AÑO

¿Será verdad que la Presidencia Municipal encabezada por el alcalde, Julio César Hernández Mejía de Apizaco no ha hecho entrega-reconocimiento al policía del año, porque no hay recurso$$$ , y la justificación que ha impedido tal evento es porque se gastó muchísimo en las pasadas campañas político electorales?, se dice sotto voce, que algunos elementos quisieran alcanzar dicha distinción, y que para ello habrían hablado con el hoy ex director Carlos Cárdenas Ramírez, quien en dialogo abierto con sus comandantes habían escogido (con su respectivo moche) al futuro elemento que sería condecorado, en el que ya se habían apuntado al menos 5 oficiales.

Por cierto que en la DSPVyT se han otorgado grados a policías que no cumplen con el perfil, pero algunos de ellos han acreditado su cargo gracias a “fiestecitas” , le han matado un puerquito y/o una excelente barbacoa a la superioridad con tal de tener dicho espacio. Algunos de estos elementos andan haciendo labor de campo, empadronando en domicilio a ciudadanos para próximas elecciones, y haciendo estudio político para tener conocimiento de los niveles de confianza del alcalde.

¿Será verdad que la puesta en marcha del nuevo reglamento de Vialidad abrió un jugoso negocio para los incondicionales del grupillo que maneja la Dirección de Seguridad Pública Vialidad y Transporte, pues si no hay infracción, hay extorsión al ciudadano, aun cuando los elementos que hacen cumplir el reglamento no traen licencia de conducir, circulan con vidrios polarizados, no están actualizados en su emplacamiento pues traen placas atrasadas en varias administraciones, algunos de plano ni portan las metálicas.

ESCÁNDALO MAYÚSCULO

Que provoca serias dudas y cuestionamientos es que los Exámenes de Control y Confianza los aplica una empresa privada (que supervisa la CES) y que los cuestionarios francamente son dirigidos a la vida personal del elemento, sus bienes, actividades extra laborales, actuación dentro de su trabajo ( pero enfocadas a si eres corrupto y/ o extorsionas, por cuanto es y a quienes se lo haces), con el propósito de que incurra en respuestas incorrectas para que sea sancionado el respondiente (policía).

Los corridos o despidos injustificados

Y es que muchos elementos policíacos se quejan de que el examen de control y confianza en innumerables ocasiones ha servido para justificar la baja de algún oficial o elemento que no “le entre con su moche para mantenerse en el puesto.

¿Será verdad que hay un acuerdo o convenio entre la empresa que evalúa a los elementos en los exámenes de control y confianza y los enlaces de las diferentes corporaciones Municipales del estado de Tlaxcala, ya que quienes deben asistir realmente no son PROGRAMADOS, concurriendo solamente los policías que menos problemas causan contra la ciudadanía?

¿La no concurrencia de dichos elementos será una muestra clara de protección y/o encubrimiento de los mismísimos alcaldes municipales?.

Por cierto, ¿ Que hay detrás de la nominación de Jorge Eduardo Badillo Villarreal, ex policía federal que señalan ha sido corrido de al menos dos cargos públicos municipales por actos de corrupción, sin incluir que es suegro del alcalde apizaquense, lo que implicaría Conflicto de Interés y probable nepotismo?

Ana Conde de la S.